¿CÓMO SE HIZO VICTORIA NUESTRA GRATITUD?

0
205
Peru Branding Peru

Que sea la victoria nuestra gran gratitud

Es una oración de la última estrofa de Contigo Perú, canción compuesta por Augusto Polo Campos, interpretada por Óscar Áviles, Zambo Cavero y cantada por todo el Perú

Son horas de mucha ansiedad por el inicio de la participación de Perú en el Mundial. Aunque ya parece innecesario decir que después de 36 años, pero sabemos que en nuestro caso, jamás vimos a nuestro Perú en el mundial, por lo tanto y es que para muchos es como la validación que si somos buenos, que si somos capaces, que si somos guerreros. En otras palabras, se acabó, el ver las repeticiones en blanco y negro con los goles de Teófilo, Gallardo y Chale, abrazados a esa nostalgia financiada por las canas de otros, terminó lo irreal de jugar con Perú en Play Station y ganarle a Brasil la final de la Copa del Mundo. Me pregunto ¿será posible que la portada del próximo Fifa del PS4  de Perú aparezca Paolo?, así como estuvo el Pibe Valderrama en el International Superstar Soccer Pro-98 o dejar de meter goles con Alejo y Gómez jugando con Brasil en mi Super Nintendo.

Imposibles Posibles

Hoy lector usted y yo somos más hermanos e iguales que nunca, al fin Oliver y Tom serán peruanos, escuchará en la calle a los niños gritando y peleándose por ser Guerrero o Cueva. Tendrá argumentos para enloquecer a sus hijos con las canciones de Oscar Avilés, el Zambo y compañía. No se limite, que Dios nos ha permitido volver a ser niños de nuevo y no está viendo al narrador de cuentos o la casa voladora, lo está viviendo, si realmente lo está viviendo, trate de disfrutar estas horas gloriosas, inspírese e imagine que estamos a punto de entrar a la cancha o mejor aún que estamos abrazados cantando el Himno Nacional, o mejor aún imagine que llegamos a la final y somos campeones mundiales, al fin, soñar no cuesta nada y esta legión de guerreros son la prueba firme  de que la unión hace la fuerza y que los sueños por más que parezcan imposibles se pueden hacer realidad.

 

Peredo y Rospigliosi

Al fin tuvo sentido ver tantos, tantos, tantos programas deportivos y haber gritado goles supuestamente etéreos y sin recompensa, pero le digo que no fueron etéreos, ese Gol del Chino Pereda en Barranquilla o el del Chorri frente a Uruguay por las Eliminatorias 98, gritado por Micky Rospigliosi no fueron inútiles, menos aún, el gol con los “huevos de Vargas”, no estimado lector, esa lucha empezó y aunque parezca una frase cristiana, fue el calvario que nos tocó vivir para valorar y disfrutar ahora del cielo. Mire a su alrededor, por ese pasado hoy todos somos más peruanos que nunca, todos somos hinchas de una sola bandera y eso que todavía no es Julio.

Entonces, valore y aprecie, porque como hoy no habrá mañana, nunca el Himno y el Contigo Perú palpitarán y  sonarán tan hermosos como ahora, porque al fin se hizo victoria nuestra gratitud.

Siempre Arriba Perú Carajo.

No hay comentarios

Dejar respuesta